OHSU implanta el primer marcapasos inalámbrico de doble cámara de Oregón

Español
Valerie Clappison
Valerie Clappison
La Dra. Valerie Clappison, de 72 años, de Portland, ha reanudado su estilo de vida activo, cuidando su gran jardín, pasando tiempo con su familia y más, después de ser la primera persona en Oregón en recibir un marcapasos inalámbrico de doble cámara en OHSU el 28 de febrero de 2024. (OHSU/Christine Torres Hicks)
La Dra. Valerie Clappison, de 72 años, de Portland, ha reanudado su estilo de vida activo, cuidando su gran jardín, pasando tiempo con su familia y más, después de ser la primera persona en Oregón en recibir un marcapasos inalámbrico de doble cámara en OHSU el 28 de febrero de 2024. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Una mujer de 72 años de Portland ha reanudado su estilo de vida activo, cuidando su gran jardín, pasando tiempo con su familia y más, después de ser la primera persona en Oregón en recibir un marcapasos inalámbrico de doble cámara.

Los cirujanos de Oregon Health & Science University implantaron un sistema de marcapasos AveirTM DR en el corazón de la psiquiatra jubilada Dra. Valerie Clappison el 28 de febrero. Pudo salir del hospital al día siguiente y volvió a sus actividades habituales poco después.

Este es el sexto marcapasos de Clappison; el primero se lo implantaron en el año 2000. Cada uno de sus marcapasos la ha ayudado a superar los latidos lentos del corazón, que ha experimentado desde que le diagnosticaron esclerosis múltiple a los 45 años.

"Estoy muy feliz", dijo Clappison. A diferencia del nuevo modelo, sus marcapasos anteriores tenían cables, lo que los hacía más molestos. "Sigo pensando que me hace falta algo. Y entonces me doy cuenta de que el gran bulto en mi pecho, donde solía estar mi último marcapasos, ha desaparecido".

El futuro

Los marcapasos corrigen los latidos cardíacos lentos o irregulares mediante el envío de pulsos eléctricos para controlar las contracciones del músculo cardíaco. Alrededor de 3 millones de estadounidenses viven con marcapasos, según XX.

A diferencia de los marcapasos tradicionales, los marcapasos inalámbricos se implantan directamente en el corazón. Los marcapasos inalámbricos no necesitan alambres delgados, ni cables, para conectar un generador de pulsos con el corazón. No tener cables reduce las posibles complicaciones. Y, debido a que los marcapasos con cable se implantan debajo de la clavícula, los marcapasos inalámbricos también tienen el beneficio adicional de no dejar un bulto en el pecho.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (sigla en inglés, FDA) aprobó el primer marcapasos inalámbrico en 2016, pero ese dispositivo fue diseñado para insertarse en una sola cámara del corazón. Alrededor del 80% de los pacientes que necesitan un marcapasos requieren un dispositivo que controle dos cámaras del corazón.

Charles Henrikson, M.D. (OHSU)
Charles Henrikson, M.D. (OHSU)

Fabricado por la empresa de dispositivos médicos Abbot, el sistema de marcapasos AveirTM DR fue aprobado por la FDA en junio de 2023. El sistema consta de dos cápsulas, cada una más pequeña que una pila AAA. Se colocan dentro del corazón a través de un catéter, que se inserta a través de una vena cerca de la ingle. Una cápsula se coloca en la cámara superior derecha del corazón y la otra se coloca dentro de la cámara inferior derecha del corazón. Las dos piezas se comunican entre sí para coordinar las contracciones en cada cámara, lo que ayuda a empujar la sangre a través del corazón y por todo el cuerpo.

"La estimulación sin cables es hacia donde se dirige el campo de los marcapasos", dijo el Dr. Charles Henrikson, profesor de medicina (medicina cardiovascular) en OHSU School of Medicine y electrofisiólogo cardíaco del OHSU Knight Cardiovascular Institute que trata los latidos cardíacos irregulares de Clappison.

'Agradecida'

El nuevo marcapasos inalámbrico de Clappison proporciona una actualización muy necesaria con respecto a su último dispositivo. Tal vez porque lleva una vida activa y es pequeña, el marcapasos más reciente comenzó a moverse hacia su axila después de que se lo implantaron, lo que le causó molestias y limitó su movimiento durante las tareas cotidianas, como rastrillar hojas y podar árboles. La posición involuntaria del viejo marcapasos también significaba que a veces no generaba pulsos eléctricos cuando debería, y a menudo hacía que Clappison se sintiera débil.

Tener un marcapasos inalámbrico también significa que a Clappison no le quedarán más cables en el pecho si alguna vez necesita reemplazar su dispositivo actual. Al reemplazar un marcapasos tradicional, los médicos a menudo solo retiran el generador de pulsos y permiten que permanezcan los cables viejos. Esto se debe a que los cables de los marcapasos tradicionales se incrustan en las venas de un paciente con el tiempo, y la extracción de los cables puede causar daños involuntarios. Sin embargo, algunas de las complicaciones que pueden experimentar los pacientes con marcapasos tienen que ver con los cables, como la obstrucción de las venas por tejido cicatricial o un coágulo de sangre que se desarrolla cerca de un cable.

Clappison se está familiarizando con su nuevo marcapasos, que según ella emite pulsos eléctricos "más sutiles" que sus dispositivos anteriores. También disfruta de ponerlo a prueba: durante un entrenamiento reciente en el gimnasio, le complació sentir que su ritmo cardíaco subía a 130 latidos por minuto.

Ahora que ha vuelto a ponerse de pie, Clappison y su marido también vuelven a ser los anfitriones de la comida semanal de los domingos de su familia, donde disfrutan de la compañía de sus hijos y nietos.

El marcapasos también le permite pasar más tiempo cuidando su amado y exuberante jardín, donde todo, desde verduras y frutas hasta flores y árboles, crece fácilmente en la parcela de 1 acre de su casa en el suroeste de Portland. El jardín le ha brindado consuelo mientras se enfrenta a los muchos altibajos de tener esclerosis múltiple.

"Ha habido algunos momentos bastante difíciles a lo largo de los años, y el jardín me ha mantenido viva durante todo el proceso", dijo Clappison. "Estoy agradecida de poder cultivar más plantas comenzando con semillas en nuestro invernadero y luego verlas florecer al aire libre".

Desde el procedimiento de Clappison el 28 de febrero, otros cuatro pacientes han recibido un marcapasos inalámbrico de doble cámara en OHSU. OHSU es el único hospital entre Seattle y Burbank, California, que actualmente ofrece el sistema.

Los pacientes que estén interesados en obtener más información sobre el cuidado de los latidos cardíacos irregulares pueden visitar el sitio web de Arritmias y ritmo cardíaco del OHSU Knight Cardiovascular Institute.


Franny White
Senior Media Relations Specialist
OHSU
503-494-8231