twitter Tweet

Enfermera dedicada a la investigación busca mejorar la atención de pacientes con insuficiencia cardíaca

Quin Denfeld, Ph.D., cambió de carrera y pasó de los cuidados intensivos al descubrimiento científico
La enfermera científica Quin Denfeld, Ph.D., RN, FAHA, FAAN, FHFSA, de Oregon Health & Science University, investiga formas de mejorar la salud de pacientes con insuficiencia cardíaca. (OHSU/Christine Torres Hicks)
La enfermera científica Quin Denfeld, Ph.D., RN, FAHA, FAAN, FHFSA, de Oregon Health & Science University, investiga formas de mejorar la salud de pacientes con insuficiencia cardíaca. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Una investigación encabezada por la enfermera científica Quin Denfeld, Ph.D., RN, FAHA, FAAN, FHFSA, de Oregon Health & Science University, involucra las herramientas científicas menos conocidas.

Con un instrumento llamado dinamómetro, mide la fuerza de agarre y busca biomarcadores en viales de muestras de sangre. Denfeld también emplea algo mucho más corriente —sillas— para observar cuánto esfuerzo les cuesta a los pacientes sentarse y levantarse.

Profesora adjunta de OHSU School of Medicine y School of Nursing, Denfeld se dedica al estudio de la insuficiencia cardíaca, es decir cuando el músculo cardíaco no está en condiciones de bombear suficiente sangre. Si bien hoy no existe cura para la insuficiencia cardíaca, Denfeld espera que su investigación ayude a mejorar la salud y la calidad de vida de más de 6 millones de adultos en los Estados Unidos que la padecen.

El estudio de Denfeld analiza los síntomas de la afección y cómo afecta de forma diferente a mujeres y hombres. También se centra en la disminución en la fuerza y la energía, que suele conocerse como fragilidad, y su impacto en las personas con insuficiencia cardíaca.

La fragilidad en principio se estudiaba en pacientes mayores a medida que envejecían, pero Denfeld y otros científicos pronto notaron que también era un factor de insuficiencia cardíaca. Denfeld y sus colegas publicaron una revisión detallada de los estudios publicados en 2017 de la que se desprende que la fragilidad es frecuente en pacientes con insuficiencia cardíaca: casi la mitad la tienen.

Los profesionales clínicos de hoy son cada vez más conscientes del factor fragilidad. Por ejemplo, el programa de insuficiencia cardíaca y trasplantes de OHSU evalúa el nivel de fragilidad de todos sus candidatos a terapias de avanzada para la insuficiencia cardíaca. Pero la forma en que se aborda o mide suele variar. Denfeld y sus colegas están redactando el borrador de una declaración de consenso sobre fragilidad cuyo objetivo es crear un enfoque estándar que incorpore las evaluaciones de fragilidad a la práctica clínica.

“No sabemos del todo qué hacer con la fragilidad”, explica. “Sabemos que es frecuente y que permite predecir consecuencias como hospitalizaciones, mala calidad de vida y la muerte. Pero todavía quedan muchas preguntas sin responder”.

Investigación inspirada en los pacientes

Nacida y criada en Hillsboro, Denfeld obtuvo su título superior en enfermería en Linfield College en 2005. Poco después comenzó a trabajar al cuidado de pacientes en la unidad de cuidados intensivos quirúrgicos y cardiovasculares de OHSU Hospital.

El nivel de azúcar en la sangre puede afectar de manera sustancial el tratamiento de pacientes sometidos a una cirugía cardiotorácica, por eso resulta esencial que las mediciones de glucosa sean confiables. Para garantizar que esto fuera así para sus pacientes, encabezó un estudio reducido en la UCI cardiovascular y quirúrgica para evaluar la precisión de las diferentes formas de medir los niveles de azúcar en la sangre. Sus hallazgos ayudaron a OHSU a afinar sus procesos y acercaron a Denfeld a la investigación.

“Había momentos en los que algunos pacientes se sentían muy mal, aunque los valores de sus análisis sugerían que debían estar bien”, dice. “Quería entender el motivo, y decidí volver a la escuela para poder averiguarlo”.

Se inscribió en el programa de Ph.D. de OHSU School of Nursing en 2011, pero siguió trabajando en el hospital y atendiendo pacientes con turnos de medio tiempo. Durante los estudios de posgrado, se capacitó en el antiguo laboratorio de OHSU del enfermero investigador, Christopher Sean Lee, Ph.D., RN, quien ahora investiga sobre salud cardíaca en el Boston College.

Después de doctorarse en enfermería en 2016, Denfeld terminó su especialización posdoctoral en medicina cardiovascular en OHSU School of Medicine. La especialización incluía trabajar en investigación junto a otra científica de OHSU, Beth A. Habecker, Ph.D., que analiza el posible papel de las neuronas en las enfermedades cardíacas. Denfeld se sumó al equipo docente de OHSU en 2017.

Con el apoyo de una subvención del Oregon Building Interdisciplinary Research Careers in Women’s Health Program, también conocido como Oregon BRICWH, en OHSU, Denfeld comenzó a estudiar las diferencias en términos de sexo y género en la insuficiencia cardíaca poco después de completar su especialización. En su documento de revisión de investigación de 2021 reveló que las mujeres con insuficiencia cardíaca tienen un 26% más de probabilidad de sufrir fragilidad que los hombres. Denfeld fue coautora del documento con su entonces estudiante de doctorado, Mary Roberts Davis, Ph.D., RN, quien hoy es profesora adjunta en OHSU School of Nursing.

Denfeld encabeza un laboratorio de cinco personas. El equipo trabaja junto al laboratorio de Habecker para hacer análisis de sangre y otras pruebas biológicas, además de compartir un espacio de investigación conductual para reunirse con los participantes del estudio.

Uno de los focos más importantes de su investigación actual es un estudio que tiene el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud para el seguimiento de 240 adultos que fueron hospitalizados por insuficiencia cardíaca para entender mejor cómo aparecen los síntomas y van cambiando con el tiempo. Si Denfeld logra identificar un biomarcador o un nivel de fragilidad determinado que permitan predecir un mal resultado, espera que esa información ayude a los profesionales clínicos y a los pacientes a abordar mejor los síntomas de insuficiencia cardíaca. Los pacientes elegibles se inscriben en este estudio después de haber estado hospitalizados en OHSU o en el Hillsboro Medical Center.

A lo largo de su camino, también se convirtió en miembro de la American Heart Association, la American Academy of Nursing y la Heart Failure Society of America, y en la actualidad se desempeña como editora asociada de la European Journal of Cardiovascular Nursing.

En el campo

Denfeld dice que eligió la enfermería porque el campo ayuda a otras personas y observa el mundo con mirada científica, además de dejar algo de espacio para dedicarse a otras pasiones que no sean el trabajo.

Ella y su familia viven en una granja de nogales y avellanos establecida en la década de 1870. Esto convierte a sus hijos en la séptima generación a cargo de la propiedad en una zona rural del condado de Washington. En su tiempo libre, Denfeld trabaja en la granja, lo que incluye el trabajo en dos compañías familiares: Denfeld Nut, que se dedica a la compra, procesamiento y comercialización de avellanas de otras 140 granjas familiares de Oregón, y Laurel Foods, especializada en la preparación de productos con avellana como harinas, mantequillas, aceites, frutos tostados y snacks de avellanas condimentados.

Además de criar a tres niños, los gemelos de 10 años y un pequeño de 2, Denfled y su esposo, Sean, también cuidan a cinco pollos, dos gatos y un perro. Maratonista desde antes de ser madre, Denfeld está entrenando para la carrera de postas Hood to Coast que tendrá lugar en agosto.

Previous Story Nueva herramienta para que OHSU y sus socios coordinen la capacidad de camas de salud conductual en toda la región Next Story Dermatólogos de OHSU detectan el cáncer de piel más pequeño del mundo
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services