twitter Tweet

Viewpoint: La mala comunicación profundiza las inequidades en el acceso a la salud y el racismo sistémico

Autores de OHSU sostienen que la educación médica y la acreditación hospitalaria debería incluir normas de alfabetización en salud
Una comunicación compasiva y efectiva por parte de los profesionales de atención médica puede mejorar los resultados para la salud de los pacientes y ayudar a abordar las desigualdades en el acceso a la salud, y debería ser un requisito para estudiantes de medicina y residentes, argumentan profesionales de Oregon Health & Science University en una publicación nueva de la sección “viewpoint”. (Getty Images)
Una comunicación compasiva y efectiva por parte de los profesionales de atención médica puede mejorar los resultados para la salud de los pacientes y ayudar a abordar las desigualdades en el acceso a la salud, y debería ser un requisito para estudiantes de medicina y residentes, argumentan profesionales de Oregon Health & Science University en una publicación nueva de la sección “viewpoint”. (Getty Images)

La falta de una comunicación clara profundiza las desigualdades en la salud y da continuidad al racismo sistémico sobre el que se construyeron los sistemas de salud estadounidenses, según tres profesionales de Oregon Health & Science University que publicaron su perspectiva esta semana en la sección viewpoint de JAMA Internal Medicine.

Su punto de vista señala que “no comunicar la información de salud de la manera más simple y fácil de entender favorece de manera injusta a las personas con más educación y conocimiento de la terminología relacionada con la salud”, poniendo en desventaja a las comunidades que históricamente sufren obstáculos de acceso, como las nativas estadounidenses, negras y latinas. Más aún, escriben los autores, no capacitar a los profesionales clínicos para mejorar la comunicación con los pacientes y no exigir a los sistemas de salud que se hagan responsables de que la comunicación sea clara “fomenta las injusticias”.

Para abordar este problema, los autores recomiendan que las escuelas de formación de médicos y otros profesionales de la salud impongan como requisito para graduarse que sus estudiantes y residentes de medicina demuestren que tienen habilidades de comunicación clara, y que los organismos de acreditación exijan que las prácticas de alfabetización en salud sean parte de su proceso de acreditación de hospitales.

Cliff Coleman, M.D., M.P.H. (OHSU)
Cliff Coleman, M.D., M.P.H. (OHSU)

“Hay estudios que han demostrado que es difícil para los profesionales de la salud modificar la forma en que se comunican con sus pacientes”, dice el autor para correspondencia del artículo, el Dr. Cliff Coleman, M.P.H., profesor adjunto de medicina familiar en OHSU School of Medicine y Presidente de Comunicación Compasiva de Doris and Mark Storms, con el Centro de Ética en Atención Médica de OHSU.

“Incluso cuando los médicos están capacitados en alfabetización en salud y comunicación clara, puede ser difícil poner eso en práctica durante un día muy ocupado en la clínica o el hospital”, continúa Coleman. “Necesitamos encontrar incentivos creativos, como requisitos de graduación y acreditación, así como el apoyo firme de los directivos, para convertir en realidad la comunicación clara y efectiva en el campo de la atención médica”.

Coleman también encabeza la porción sobre profesionalismo, ética y comunicación del programa de medicina de OHSU. Desde 2018, los requisitos de graduación para estudiantes de medicina de OHSU incluyen que los estudiantes puedan demostrar una capacidad de comunicación efectiva y compasiva a través de una prueba de competencias que incluye una consulta simulada con un actor contratado para representar a un paciente.

La importancia de la alfabetización en salud despertó la atención en todo el país en 2004, cuando la Academia Nacional de Medicina, entonces conocida como el Instituto de Medicina, publicó un informe según el cual, al momento de la publicación, la mitad de los adultos estadounidenses tenían dificultad para entender y usar la información de salud. El informe también reveló que los pacientes sin alfabetización en salud adecuada tenían tasas más altas de hospitalización y uso de los servicios de emergencias.

Coleman ha dedicado buena parte de su carrera a alentar a los sistemas de salud a mejorar la alfabetización en salud en sus organizaciones y a mejorar la forma en la que los estudiantes de medicina y residentes aprenden sobre alfabetización en salud y comunicación clara.

“En realidad no tiene por qué ser así”, dice Coleman. “Tenemos las habilidades para transformar el modo en que se comunican nuestros profesionales de atención médica. Es solo cuestión de encontrar la voluntad y dedicación necesarias para hacerlo posible”.

REFERENCIA: Cliff Coleman, Samantha Birk, Jennifer DeVoe, Health literacy and systemic racism — using clear communication to reduce health care inequities, JAMA Internal Medicine, June 26, 2023, doi:10.1001/jamainternmed.2023.2558.

Previous Story OHSU Doernbecher ofrece consejos sobre la seguridad en el agua para ayudar a prevenir ahogamientos Next Story OHSU seguirá reconociendo y trabajando para desmantelar el racismo sistémico y fomentar la diversidad, la equidad, la inclusión y el sentido de pertenencia