twitter Tweet

El Oregon Poison Center de OHSU observa un aumento drástico en la cantidad de niños pequeños expuestos al fentanilo

En medio de una crisis de salud pública cada vez más preocupante, los investigadores de OHSU informan un aumento del 449% en la exposición a la droga potencialmente mortal entre niños pequeños en los Estados Unidos
Los investigadores de Oregon Health & Science University informaron un fuerte aumento en la cantidad de niños de Oregón que estuvieron expuestos al fentanilo en los últimos 3 años, y un aumento del 449% entre el mismo grupo de edad a nivel nacional, lo que destaca el impacto devastador de la crisis de fentanilo en los niños pequeños. El Oregon Poison Center de OHSU ofrece consejos de seguridad importantes en relación con el fentanilo, incluyendo el uso de naloxona, el medicamento para revertir los opioides, que está disponible en las farmacias de Oregón sin receta. (OHSU/Christine Torres Hicks)
Los investigadores de Oregon Health & Science University informaron un fuerte aumento en la cantidad de niños de Oregón que estuvieron expuestos al fentanilo en los últimos 3 años, y un aumento del 449% entre el mismo grupo de edad a nivel nacional, lo que destaca el impacto devastador de la crisis de fentanilo en los niños pequeños. El Oregon Poison Center de OHSU ofrece consejos de seguridad importantes en relación con el fentanilo, incluyendo el uso de naloxona, el medicamento para revertir los opioides, que está disponible en las farmacias de Oregón sin receta. (OHSU/Christine Torres Hicks)

El Oregon Poison Center de Oregon Health & Science University está anunciando un aumento dramático en los casos de exposición al fentanilo en niños pequeños. El centro de intoxicaciones gestionó 16 casos de exposición ilegal al fentanilo en niños menores de 6 años en 2023, un aumento con respecto a tan solo 2 en 2021 y 0 en 2020.

Esta tendencia se refleja a nivel nacional, luego de que los investigadores examinaran datos de todos los centros de intoxicaciones de EE. UU. Solo 10 casos de exposición al fentanilo en niños menores de 6 años se reportaron a los centros de intoxicaciones de EE. UU. en 2016. Antes de 2020, ese número aumentó a 120, y antes de 2023, los centros de intoxicaciones de EE. UU. gestionaron 539 casos de exposición ilegal al fentanilo en niños menores de 6 años, lo que representa un aumento del 449% en tres años y un aumento del 5,390% desde 2016.  

Los hallazgos se publicaron hoy en New England Journal of Medicine.

Robert Hendrickson, M.D.
Robert Hendrickson, M.D. (OHSU)

“Es fundamental que la comunidad proporcione recursos para poner fin a la epidemia de fentanilo y que las personas que consumen drogas ilegales las alejen de los niños usando recipientes opacos, cerrados y que los niños no puedan abrir”, afirma el Dr. Robert Hendrickson, autor principal del estudio, director médico del Oregon Poison Center en OHSU y profesor de medicina de emergencia en la OHSU School of Medicine. “Estamos muy preocupados por lo que vemos en la comunidad y en toda la nación, y seguiremos poniendo el tema en primera plana para crear conciencia sobre cómo prevenir exposiciones no intencionales entre los niños”.

Riesgos en el hogar

Los investigadores de OHSU estudiaron la relación entre las exposiciones pediátricas no intencionales al fentanilo ilegal y la disponibilidad de fentanilo en Oregón a partir de 2016. Examinaron los datos del centro de intoxicaciones regional y los datos sobre convulsiones por medicamentos de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos, y determinaron que las exposiciones pediátricas al fentanilo aumentaban en relación con la cantidad de pastillas incautadas.

Los datos nacionales revelaron que la mayoría de los niños expuestos al fentanilo experimentaban efectos graves, como pérdida del conocimiento, interrupción de la respiración y lesión cerebral. Se administró naloxona al 63% de los niños. La mayoría de los niños tenían 2 años o menos.

El estudio determinó que el 82% de las exposiciones pediátricas no intencionales al fentanilo ilegal se produjeron en el hogar de los niños. Entre los niños de Oregón, este número fue aún mayor: El 93% de los niños estuvieron expuestos en sus casas, lo que destaca la necesidad de educación y concientización sobre la prevención de exposiciones pediátricas no intencionales a medicamentos en los lugares donde viven los niños.

Prevenga las sobredosis de opioides

Cuando un/a profesional clínico/a lo recete, el fentanilo puede administrarse en forma de inyección, un parche que se coloca sobre la piel de una persona o como pastillas que se usan como gotas para la tos. El fentanilo fabricado de manera ilegal se hace en laboratorios con la forma de pequeñas pastillas azules destinadas a imitar las píldoras de oxicodona. A diferencia de las pastillas recetadas, la cantidad de fentanilo en estas pastillas falsificadas puede variar de una pastilla a otra, y la cantidad en una sola pastilla puede causar síntomas graves en la mayoría de los niños.

Ya sea recetado o ilegal, el Oregon Poison Center ofrece consejos importantes en relación con el fentanilo:

Controle los medicamentos. Los padres de niños pequeños deben asegurarse de que todos los medicamentos, drogas y otras sustancias potencialmente tóxicas se guarden en un lugar alto y fuera del alcance. Si es un lugar con cerradura, mejor. Las medidas sencillas como usar un armario o una caja para medicamentos con cerradura pueden tener un gran impacto. Estas sustancias deben guardarse en un lugar cerrado después de cada uso.

Enséñeles a los niños pequeños a no ponerse nada en la boca a menos que un adulto de confianza les diga que está bien. Cuando visite otro hogar, asegúrese de que los medicamentos y las drogas estén fuera de su alcance o bajo llave.

Lleve naloxona. Las personas que consumen drogas ilegales o cuyos seres queridos las usan deben tomar precauciones contra las sobredosis, lo que incluye llevar consigo múltiples dosis de naloxona, el medicamento de reversión de opioides. La naloxona está disponible en las farmacias de Oregón sin receta.

Las personas que usan fentanilo ilegal deben saber cuál es el riesgo para los niños y usar cajas con cerradura o bolsas opacas, cerradas y portátiles para almacenar fentanilo o cualquier otra droga potencialmente peligrosa.

Conozca los signos de la sobredosis. Las señales de que alguien está experimentando una sobredosis de opioides incluyen:

  • Pupilas pequeñas y estrechas "en punta"
  • Piel pálida y azulada
  • Vómitos o espuma en la boca
  • Respiración lenta y poco profunda
  • Somnolencia o pérdida del conocimiento.

Llame al 9-1-1 de inmediato si alguien está inconsciente, no respira o si se le ha administrado naloxona. Los expertos médicos del Oregon Poison Center pueden ayudar si alguien experimenta síntomas no deseados después de tomar pastillas o usar sustancias ilegales.

El Oregon Poison Center también está disponible para proporcionar asesoramiento e información médica al público y para brindar consultas médicas a los trabajadores de atención médica con pacientes que puedan haber estado expuestos al fentanilo.

Si usted o un ser querido tienen una emergencia por intoxicación, llame al Oregon Poison Center al 1-800-222-1222. Hay un/a profesional clínico/a capacitado/a disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. La llamada es gratis y confidencial. Puede encontrar información sobre la prevención de intoxicaciones y otros recursos de seguridad contra las intoxicaciones en https://www.ohsu.edu/oregon-poison-center.

Oregon Poison Center de Oregon Health & Science University está acreditado por la AAPCC, una división de American’s Poison Centers, y es un centro de control de intoxicaciones regional designado para Oregón, Alaska y Guam.

Previous Story La IA tiene una tasa de detección perfecta para casos graves de una afección que causa ceguera en bebés prematuros Next Story La investigación arroja luz sobre una nueva estrategia para tratar la infertilidad
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services