twitter Tweet

OHSU da la bienvenida a la promoción 2027 de medicina

La ceremonia anual de los guardapolvos blancos marca el momento en que los estudiantes de medicina se comprometen a una vida de servicio
Los más recientes estudiantes de medicina de Oregon Health & Science University asisten a una ceremonia tradicional en la que se pondrán sus guardapolvos blancos por primera vez como acto simbólico. Estos estudiantes esperan graduarse en 2027. (OHSU/Christine Torres Hicks)
Los más recientes estudiantes de medicina de Oregon Health & Science University asisten a una ceremonia tradicional en la que se pondrán sus guardapolvos blancos por primera vez como acto simbólico. Estos estudiantes esperan graduarse en 2027. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Todos los años, al final de la primera semana de la escuela de medicina, los estudiantes de medicina de todo el país se ponen sus guardapolvos blancos por primera vez, lo que simboliza el comienzo de su recorrido en la medicina.

La Ceremonia de los guardapolvos blancos solicita a los estudiantes de medicina que se dediquen a la atención de sus pacientes y a las obligaciones inherentes a la práctica de la medicina: ser un excelente científico, ser compasivo y llevar una vida honesta y honrada.

El viernes 11 de agosto, 150 estudiantes de medicina de la Oregon Health & Science University asumieron ese compromiso y se pusieron sus guardapolvos blancos por primera vez.

Bajo la dirección del Dr. Robert Cloutier, profesor de medicina de emergencias y pediatría y decano adjunto para admisiones de educación médica de grado en la OHSU School of Medicine, los estudiantes de la promoción 2027 de OHSU caminaron hasta un escenario, llevando sus guardapolvos blancos sobre sus brazos.

De los 150 estudiantes de medicina que comienzan este otoño:

  • El 81% son de Oregón o tienen familiares de Oregón
  • El 57% se identifica como mujer
  • El 43% proviene de poblaciones marginadas 
  • El 55% proviene de orígenes raciales o étnicos distintos del blanco
  • El 18% proviene de un entorno rural
  • El 23% proviene de un grupo racial o étnico subrepresentado en la medicina
  • Siete han completado el servicio militar

Familiares, amigos, profesores y miembros del personal, en persona y a través de la transmisión en vivo, animaron y saludaron desde la audiencia, con sus teléfonos preparados para captar el momento especial.

Vea una grabación del evento.

“Estamos muy contentos de estar aquí hoy para celebrarlos mientras reciben sus guardapolvos blancos y son formalmente bienvenidos a la profesión de la medicina”, dijo la Dra. Tracy Bumsted, M.P.H., profesora de pediatría y decana adjunta para educación médica de pregrado en la School of Medicine.

Pidió que los estudiantes se dieran la vuelta y aplaudieran a sus seres queridos en la audiencia. “Ninguno de los que hemos transitado este recorrido en medicina lo hemos hecho sin el apoyo, la guía y la sabiduría de otros. La transformación de estudiante a médico realmente involucra a muchas personas”.

El Dr. David Jacoby, decano de la OHSU School of Medicine, se tomó unos minutos para enmarcar el momento actual en la medicina académica en Estados Unidos y en OHSU al que están entrando los estudiantes, y que pronto ayudarán a dar forma. 

Señaló que OHSU fue uno de los principales agentes para levantar a Oregón de la pandemia, que el claustro de profesores, el personal y los estudiantes (en todas sus misiones de investigación, educación y atención a los pacientes) se unieron y realmente se convirtieron en un faro para Oregón, contribuyendo al desarrollo de las vacunas y luego administrando inyecciones en los brazos de más de 1 millón de residentes de Oregón en todo el estado.

“Durante toda la pandemia, orientamos a la comunidad con la salud y con la ciencia”, afirmó Jacoby. “OHSU son las siglas de Oregon Health and Science University. Esa claridad de propósito continúa”.

Jacoby señaló que todo lo que los médicos hacen para cuidar a los pacientes se basa en la ciencia y tiene como objetivo mantener o restaurar la salud. Esto incluye técnicas y tratamientos clínicos de vanguardia para infinidad de afecciones de salud, así como todo el espectro de atención de la salud reproductiva, incluido el aborto y la atención para afirmación de género.

“No solo nos enfocamos en un objetivo, sino que estamos avanzando en la atención de todas las personas”, dijo Jacoby. “No estamos yendo hacia atrás. Como sociedad, todos estamos mejor cuando todos estamos bien”.

La Dra. Sandra Iragorri, profesora de pediatría en la OHSU School of Medicine, dio la Conferencia de J. S. Reinschmidt este año. El J.S. Reinschmidt Endowment Fund for Excellence in Medical Education apoya la disertación y el avance de la educación médica en OHSU.

Iragorri es oriunda de la Columbia Francesa, y su formación y experiencia abarcan varios continentes. Ha estado practicando la nefrología pediátrica en OHSU Doernbecher Children’s Hospital desde 2010. A lo largo de su carrera, Iragorri ha sido una apasionada educadora, conferenciante invitada, modelo a seguir para muchos y receptora de varios premios a la enseñanza.

“Al confiar en nuestra intuición educada, seguir siendo estudiantes entusiastas de por vida, mantenernos fieles a quiénes somos y tener una mente abierta, alcanzaremos nuestros sueños y nuestros objetivos comunes, además de cumplir las expectativas de la sociedad”, dijo a los estudiantes. “Hoy, y siempre, pertenecen a la promoción 2027”.

Luego, llamaron a cada estudiante al escenario y la Dra. Rebecca Cantone, profesora adjunta de medicina familiar y decana adjunta de asuntos estudiantiles de educación médica de pregrado en la OHSU School of Medicine, los ayudó a ponerse los guardapolvos blancos; acto seguido, los estudiantes recibieron apretones de manos de los funcionarios en el escenario.

Los amigos y familias los alentaron.

El Consejo de Ex-Alumnos de la OHSU School of Medicine dio la bienvenida a la promoción con sus distintivas galletas en forma de guardapolvos blancos y un mensaje de video emocionante.

“Mantengan la curiosidad”, les recomendó la Dra. Karen Gunson, presidenta del Consejo de la Asociación de Ex-Alumnos de la OHSU School of Medicine y miembro de la promoción 1981 de OHSU. “Tener curiosidad por sus pacientes significa que les están prestando atención y centrándose en ellos en ese momento. La curiosidad los llevará a seguir aprendiendo a lo largo de toda su carrera médica, una necesidad absoluta en esta era de descubrimientos rápidos. Y la curiosidad los llevará en direcciones que nunca imaginarían en este día, cuando reciban su guardapolvo blanco”.

La Dra. Lauren Sigman, profesora adjunta de medicina de emergencia en la OHSU School of Medicine, encabezó la Declaración de Ginebra.

“No somos perfectos, somos humanos, pero nos esforzamos por representar lo mejor de la humanidad, aprovechándolo para sanar y reconfortar”, afirmó Sigman. “Esta profesión es, en su esencia, un servicio a los pacientes”.

Para finalizar, Bumsted declaró: “Aprendan todo lo que puedan, sirvan primero a los demás, conozcan sus límites. Aprovechen al máximo cada día. ¡Carpe diem!”

Conozca a los miembros de la promoción 2027 de medicina

Anna Rozzi

Anna Rozzi (Courtesy)
Anna Rozzi (Courtesy)

Después de un camino sinuoso a la escuela de medicina, Anna Rozzi estaba lista y motivada cuando esta semana se convirtió oficialmente en estudiante de medicina de OHSU.

“Es algo que he querido hacer por mucho tiempo”, dijo la mujer de Portland de 40 años. “Pero, al igual que para tantas personas, el camino parecía inaccesible. Me siento honrada y agradecida por esta oportunidad”.

Oriunda de la zona de la bahía de San Francisco en California, la familia de Rozzi se vio agobiada por la pobreza, la adicción y la tragedia recurrente. Debido en gran parte a la fortaleza y el aliento de sus padres, se convirtió en la primera mujer de su familia en graduarse de la universidad, obteniendo dos títulos de licenciatura (una en inglés y otra en naturaleza y cultura interdisciplinarias) de la University of California, Davis en 2005.

Leer más

Miguel Méndez

Miguel Mendez (Courtesy)
Miguel Mendez (Courtesy)

Como hijo de inmigrantes mexicanos indígenas, Miguel Méndez de Beaverton, de 30 años, considera a la medicina como un camino para ayudar a comunidades históricamente marginadas como la suya.

Asentados en Los Ángeles, los padres de Méndez tuvieron varios trabajos para llegar a fin de mes. En su juventud, mientras ayudaba a su papá a lavar autos para ganarse la vida, Méndez devoraba libros con entusiasmo; desde la astronomía a la fisiología, aprender cómo funcionaba el mundo le fascinaba. Con el impulso de ayudar a otros, el joven Méndez también se ofreció como voluntario para ser tutor de niños sin hogar y para brindar consuelo a los pacientes de cuidados paliativos.

Pero no fue hasta que visitó el estado mexicano de Oaxaca, el hogar ancestral de sus padres, como estudiante universitario, que desarrolló un interés inesperado por la medicina. Mientras estaba inmerso en un estudio de una pasantía de salud en el extranjero, ayudó a facilitar el acceso a la atención médica de las comunidades indígenas. Después de obtener un título de licenciatura en biología humana de la University of California, Santa Cruz en 2016, completó un programa posterior a la licenciatura y previo a la escuela de medicina en la University of California, Davis. En 2017, Méndez y su esposa se mudaron a Oregón con los ojos puestos en la OHSU School of Medicine.

Leer más

Previous Story El humo de incendios forestales es un riesgo para la salud Next Story Promisorio estudio sobre terapia génica para el tratamiento del trastorno por consumo de alcohol