twitter Tweet

El humo de incendios forestales es un riesgo para la salud

Experto de OHSU aconseja sobre cómo mantenerse seguro durante la temporada de incendios forestales

En este video, Gopal Allada, M.D., comparte información sobre la inhalación de humo de incendios forestales y sus efectos en el cuerpo. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Cuando hay fuego, hay humo. Y cuando se trata de proteger sus pulmones en la temporada de incendios forestales, un neumonólogo de Oregon Health & Science University dice que lo mejor que puede hacer la gente es limitar su exposición al aire viciado que causan los incendios forestales.

Mientras atravesamos otro verano caluroso y seco, los incendios forestales son cada vez más habituales en Oregón.

“A medida que la frecuencia y la duración del humo de los incendios forestales en el aire que respiramos se vuelven más prominentes, hay cada vez más grupos que corren riesgo de sufrir problemas de salud crónicos”, explica el Dr. Gopal Allada, profesor adjunto de Medicina (pulmonar y cuidados críticos) de OHSU School of Medicine.

En la siguiente entrevista grabada, el Dr. Allada destaca cuáles son los peligros para la salud que provoca el humo de los incendios forestales y propone medidas sencillas que las personas pueden tomar para minimizar el riesgo, y que empiezan por no salir para nada si es posible. Dice que es particularmente importante limitar la exposición de los bebés, adultos mayores y las personas con afecciones crónicas como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y fibrosis quística.

Allada ha tratado a pacientes en OHSU por 20 años y ha observado una tendencia en las complicaciones de salud estacionales que va claramente en aumento a lo largo del tiempo a causa del calentamiento global.

“Estamos observando una diferencia en las clínicas”, dice. “La frecuencia de consultas a nuestras clínicas aumenta en la temporada de incendios forestales, lo que confirma la importancia de adoptar medidas de prevención para mantenerse seguro”.

Preguntas y respuestas

P: ¿por qué el humo de los incendios forestales es malo para mi salud?

R: el humo de los incendios forestales es una mezcla de gases y partículas finas de los árboles y plantas que se queman. El humo puede irritar los senos nasales y los pulmones, y se sabe que desencadena ataques en pacientes con enfermedades pulmonares subyacentes como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o fibrosis quística. Su riesgo depende de la cantidad de tiempo y nivel de exposición, así como de su estado de salud en general.

P: ¿por qué debería preocuparme por las partículas?

R: las partículas del humo de incendios forestales son el mayor de los riesgos para su salud. Las partículas cuyo tamaño supera los 10 micrómetros irritan los ojos, los senos nasales y la garganta. Pero las partículas de unos 2.5 micrómetros se inhalan y llegan a sus pulmones, desencadenando una inflamación. El tamaño de la partícula es importante porque debe tener el equipo de protección correcto para impedir que estas partículas tan pequeñas le causen daño.

P: ¿cómo puedo protegerme del humo?

R: las siguientes estrategias pueden ser útiles:

  • No salga, excepto que sea indispensable, y mantenga las puertas y ventanas cerradas.
  • Reduzca las fuentes de contaminación del aire interior, como el humo de tabaco, las estufas a leña y las velas.
  • Use filtros para purificar el aire de alta eficiencia, o HEPA, para filtrar los irritantes del aire.
  • Evite aspirar, ya que esto remueve el polvo.
  • Al conducir un vehículo, mantenga las ventanillas cerradas y el aire acondicionado en modo de recirculación del aire.
  • Beba mucha agua para ayudar a reducir los síntomas de picazón en la garganta y la tos.

P: ¿debería usar una mascarilla? ¿Qué tipo es el que mejor me protege?

R: recuerde que mantenerse alejado del humo es la mejor protección. Si está analizando el uso de una mascarilla como protección, hay algunas que son más eficaces que otras:

  • Mascarilla de respiración N95: filtra el 95% de las partículas de humo, aunque algunos gases pueden atravesarla. Es la mejor mascarilla entre las disponibles, si está bien ajustada y la usa correctamente.
  • Mascarillas para el “polvo” o mascarillas “quirúrgicas”: estas mascarillas NO están diseñadas para filtrar partículas que son perjudiciales para sus pulmones, así que no se recomiendan como protección contra el humo de incendios forestales.
  • Toalla o bandana húmeda: al igual que las mascarillas para el polvo, no están diseñadas para impedir que las partículas ingresen a sus pulmones. Pueden ayudar a aliviar la molestia en la boca y los senos nasales, pero esto podría darle una falsa sensación de seguridad con respecto a sus pulmones.

 

Previous Story Estudio global revela que la enfermedad por COVID-19 puede causar cambios en la duración del ciclo menstrual Next Story OHSU da la bienvenida a la promoción 2027 de medicina
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services