twitter Tweet

Estudio: las personas con obesidad consumen menos energía durante el día

Con base en estudios con participantes con peso normal, investigadores de OHSU organizaron estudio que incluyó cuerpos de diversas dimensiones
Los horarios y los momentos en que las personas duermen, comen y hacen ejercicio también pueden afectar la salud, ya sea al complementar o al ir en contra del ritmo diario y natural del cuerpo. (Getty Images)
Los horarios y los momentos en que las personas duermen, comen y hacen ejercicio también pueden afectar la salud, ya sea al complementar o al ir en contra del ritmo diario y natural del cuerpo. (Getty Images)

El peso influye en cómo y cuándo consume energía el cuerpo, según se indica en nueva investigación.

Un estudio de Oregon Health & Science University publicado en la revista Obesity descubrió que las personas que tienen un peso saludable utilizan más energía durante el día, cuando las personas están activas y comen. En contraste, quienes tienen obesidad gastan más energía durante la noche, cuando la mayoría de las personas duerme. El estudio también descubrió que, durante el día, quienes tienen obesidad tienen niveles más altos de la hormona insulina, lo cual es una señal de que el cuerpo trabaja más arduamente para usar la glucosa, un tipo de azúcar lleno de energía.

Andrew McHill, Ph.D. (OHSU)
Andrew McHill, Ph.D. (OHSU)

"Fue sorprendente enterarnos de la dramática diferencia en los momentos en que el cuerpo consume energía en aquellas personas con obesidad", dijo el primer autor del estudio, Andrew McHill, Ph.D., profesor adjunto en la School of Nursing de OHSU y el Oregon Institute of Occupational Health Sciences en OHSU. "Sin embargo, no estamos seguros por qué. Consumir menos energía durante el día podría contribuir a ser obeso, o podría ser el resultado de la obesidad."

La obesidad se define a partir de un índice de masa corporal, o IMC, superior a 30. Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de tener afecciones tales como presión alta y diabetes tipo 2.

Los horarios y los momentos en que las personas duermen, comen y hacen ejercicio también pueden afectar la salud, ya sea al complementar o al ir en contra del ritmo diario y natural del cuerpo. En cada ciclo de 24 horas, las personas experimentan numerosos cambios que desencadena el reloj interno del cuerpo humano. Estos cambios ocurren normalmente en ciertos momentos del día para poder satisfacer mejor las necesidades del cuerpo a una hora determinada.

Steven A. Shea, Ph.D. (OHSU)
Steven A. Shea, Ph.D. (OHSU)

McHill y el autor principal del estudio, Steven A. Shea, Ph.D., director del Oregon Institute of Occupational Health Sciences en OHSU, concentran su investigación en cómo los ritmos circadianos y el sueño afectan al cuerpo humano. McHill dirige el Laboratorio de Sueño, Cronobiología y Salud de OHSU.

En tanto que en estudios anteriores se indicó que las desviaciones en el ritmo circadiano afectan el metabolismo de la energía y la regulación de la glucosa, tales estudios se hicieron, en su mayoría, con participantes con peso saludable. Para llevar la investigación más allá, McHill, Shea y sus colegas organizaron un estudio que incluyó a personas con cuerpos de diferentes dimensiones.

Para este estudio, se les pidió a un total de 30 participantes voluntarios que se alojaran durante seis días en un laboratorio de investigación circadiana especialmente diseñado. El estudio siguió un estricto protocolo de investigación circadiana, con un cronograma diseñado para que los participantes estuvieran despiertos o durmieran en diferentes momentos a lo largo del día.

Después de cada período de sueño, se despertaba a los voluntarios para que comieran y participaran en una variedad de pruebas durante el tiempo restante de cada día. Para una de las pruebas, los participantes debían hacer ejercicio con una mascarilla puesta. La mascarilla estaba conectada a una máquina llamada calorímetro indirecto, que mide el dióxido de carbono al exhalar y calcula el uso de energía. También se tomaron muestras de sangre para medir los niveles de glucosa en respuesta a la misma comida brindada durante cada día.

A continuación, el equipo de investigación piensa explorar los hábitos de alimentación y el hambre en personas con obesidad, así como en quienes tienen un peso saludable. Ese nuevo estudio también será un seguimiento de un estudio de 2013, dirigido por Shea, que descubrió que los relojes circadianos aumentan los antojos de comida por la noche en forma natural.

Esta investigación recibió el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud (subvenciones HL125893, HL156948, HL146992, HL155681, HL131308, HL163232, TR002370, HL151745, HD109477, TR000128, TR002369) y del Oregon Institute of Occupational Health Sciences, que recibe apoyo del estado de Oregón.

El contenido es exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente representa la opinión oficial de los Institutos Nacionales de Salud.

REFERENCIA: Andrew W. McHill, Saurabh S. Thosar, Nicole P. Bowles, Matthew P. Butler, Omar Ordaz-Johnson, Jonathan S. Emens, Jonathan Q. Purnell, Melanie Gillingham, Steven A. Shea, Obesity alters the circadian profiles of energy metabolism and glucose regulation in humans, Obesity, 15 de noviembre de 2023, DOI: 10.1002/oby.23940, https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/oby.23940.

Previous Story Una dieta baja en grasas disminuye el agotamiento en pacientes con esclerosis múltiple Next Story OHSU organiza jornada de pruebas de detección y lanza un estudio para reducir el riesgo de caídas al mismo nivel
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services