twitter Tweet

Las opciones de tratamiento residencial para las adicciones en adolescentes estadounidenses son escasas y costosas

Estudio encabezado por OHSU sugiere que es crucial mejorar el tratamiento en entornos de atención ambulatoria, incluso en consultorios de atención primaria
Las opciones de tratamiento residencial para las adicciones en adolescentes estadounidenses son escasas y costosas
Un estudio muestra que, si bien los adolescentes que luchan contra la adicción en los Estados Unidos pueden tener acceso a centros residenciales de tratamiento de adicciones, este es limitado y costoso. (Getty Images)

A pesar del alarmante aumento de las muertes por sobredosis entre jóvenes de todo el país, según un nuevo estudio del estilo “cliente misterioso” realizado por un equipo de investigación de Oregon Health & Science University, el acceso a centros residenciales para el tratamiento de las adicciones en adolescentes en los Estados Unidos es limitado y costoso.

El estudio, publicado hoy en la edición de enero de la revista Health Affairs, concluye que aproximadamente la mitad de los centros informó que hay un período de espera, y que este período de espera es en promedio de casi un mes. Para quienes sí logran encontrar lugar, el costo promedio diario es de $878, y casi la mitad de los establecimientos que brindaron información exigen un pago adelantado parcial o total. Para un establecimiento residencial promedio, el costo promedio informado para una estadía de un mes es de unos $26,000.

Caroline King, M.D., Ph.D. (OHSU)
Caroline King, M.D., Ph.D. (OHSU)

“Si usted tiene una crisis familiar con un hijo para quien el tratamiento ambulatorio no es una opción, espera poder llamar al establecimiento residencial más cercano y tener acceso a atención oportuna, segura y asequible para su hijo”, dijo la autora principal, la Dra. Caroline King, Ph.D., quien llevó adelante el estudio como estudiante de medicina de OHSU y hoy es residente en medicina de emergencias en Yale School of Medicine. “Este estudio demuestra que hay una grave falta de acceso a tratamiento oportuno, asequible y efectivo para los jóvenes más vulnerables de nuestra población”.

Para llevar adelante el estudio, los investigadores se hicieron pasar por tíos de un joven de 16 años que buscaban tratamiento después de una sobredosis reciente con fentanilo que no había sido fatal y necesitaban información sobre costos y admisión. Identificaron un total de 160 centros de tratamiento residencial en todo el país, principalmente a través de una base de datos que administra la U.S. Substance Abuse and Mental Health Services Administration, o SAMHSA, y obtuvieron información sobre costos de 108 de estos establecimientos.

Los centros de tratamiento con fines de lucro tenían más probabilidad de espacio disponible, pero casi al triple del costo de los establecimientos sin fines de lucro, en promedio.

En plena epidemia de sobredosis, agravada por el acceso fácil a fentanilo potente y de bajo precio, las tasas de sobredosis han aumentado entre los jóvenes de todo el país en los últimos años. El costo elevado y el acceso escaso a centros de tratamiento deja a muchos jóvenes sin tratamiento y vulnerables a sobredosis, o sus familias tienen que enfrentar dificultades económicas de gran magnitud, dijeron los encargados del estudio.

King señaló que algunos centros ofrecían préstamos a través de un proveedor externo, u sugerían alternativas como una segunda hipoteca sobre la casa, o pedir una tarjeta de crédito nueva para costear el tratamiento.

La situación resalta la importancia de ofrecer tratamiento para las adicciones en todos los entornos médicos, en lugar de depender de centros de internación para tratamiento residencial, que son escasos, costosos y con frecuencia no resultan efectivos, dijeron los investigadores.

Ryan Cook, Ph.D. (OHSU)
Ryan Cook, Ph.D. (OHSU)

“Cuando su hijo está en una crisis y necesita tratamiento, puede ser aterrrorizante no saber a quién recurrir. Muchos padres o familiares piensan en centros de tratamiento residencial como primera alternativa y la experiencia les resulta profundamente desalentadora”, dijo el autor sénior, Ryan Cook, Ph.D., científico de investigación y capacitación en medicina de adicciones en OHSU. “Es necesario implementar cambios en todo el sistema para garantizar opciones de tratamiento efectivas y asequibles para los adolescentes”.

King concuerda.

“La solución no es construir nuevos centros de tratamiento”, dice. “Es fortalecer la atención de adicciones en los entornos de atención primaria”.

Este estudio es la continuación de una investigación anterior encabezada por OHSU que reveló que solo uno de cada cuatro de estos centros administran buprenorfina, un medicamento probado para el tratamiento del trastorno por consumo de opioides, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos para personas de 16 años o más.

Si desea obtener más información sobre programas de tratamiento de salud mental y trastornos por abuso de sustancias en su área, llame a la Línea directa nacional que es gratuita y confidencial, al 1-800-662-HELP (4357), o visite www.FindTreatment.gov. 

El estudio contó con el apoyo del National Institute on Drug Abuse de los Institutos Nacionales de Salud, con las subvenciones K23DA045085, R01DA057566, K23DA044324 y UG1DA01581; una subvención de Agency for Healthcare Research and Quality, la T32HS017589 y la subvención UL1TR002369 del Oregon Clinical and Translational Research Institute, dependiente del Centro Nacional para el Desarrollo de las Ciencias Traslacionales de los NIH. El contenido es responsabilidad únicamente de los autores y no necesariamente representa las opiniones oficiales de los NIH.

Previous Story Estudio aplica rigor científico para analizar suplemento de hierbas que según se afirma, mejora la memoria y desacelera la demencia Next Story OHSU Knight Cancer Institute ayuda a abordar necesidades relacionadas con el cáncer en todo Oregón
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services