twitter Tweet

OHSU Casey Eye Institute se enfoca en la miopía

El Programa de Manejo de la Miopía ofrece atención integral para tratar enfermedades cada vez más comunes que amenazan la vista
El Programa de Manejo de la Miopía del OHSU Casey Eye Institute brinda atención integral para la miopía, que hace que los objetos en la distancia se vean borrosos y puede provocar problemas graves de visión si no se trata. Las opciones de tratamiento incluyen lentes de contacto de doble foco, anteojos recetados y gotas oftálmicas de atropina de baja concentración. (OHSU/Christine Torres Hicks)
El Programa de Manejo de la Miopía del OHSU Casey Eye Institute brinda atención integral para la miopía, que hace que los objetos en la distancia se vean borrosos y puede provocar problemas graves de visión si no se trata. Las opciones de tratamiento incluyen lentes de contacto de doble foco, anteojos recetados y gotas oftálmicas de atropina de baja concentración. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Un programa integral del OHSU Casey Eye Institute de Oregon Health & Science University está ayudando a controlar la miopía, una enfermedad que amenaza la vista y que se espera que afecte a aproximadamente la mitad de la población mundial para el año 2050.

La miopía, también conocida como visión corta, es cuando las personas pueden ver claramente los objetos cercanos, pero los objetos en la distancia son borrosos. La enfermedad ocurre cuando un ojo crece en forma oblonga en lugar de esférica. Esto hace que las imágenes se enfoquen delante de la retina (el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo) en lugar de enfocarse precisamente en ella. Pasar más tiempo al aire libre puede ayudar a evitar la miopía.

Margaret Overstreet, O.D. (OHSU)
Margaret Overstreet, O.D. (OHSU)

"La miopía está aumentando en todo el mundo a medida que las personas pasan más tiempo en interiores y frente a las pantallas", dijo la Dra. Margaret Overstreet, profesora asistente de oftalmología en la School of Medicine de OHSU y optometrista pediátrica en el OHSU Casey Eye Institute. "No solo los niños necesitan anteojos antes, sino que también las personas con miopía tienen un mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades oculares, como glaucoma, cataratas y desprendimiento de retina, cuyos casos graves pueden causar ceguera".

Para ayudar a detener la creciente ola de miopía, el OHSU Casey Eye Institute estableció el año pasado su Programa de Manejo de la Miopía. A través del programa, Overstreet y otros proveedores ayudan a los niños a controlar la miopía con anteojos recetados y lentes de contacto especiales o gotas para los ojos.

Proteja la vista durante el tiempo frente a la pantalla

Siga la regla 20-20-20 para el tiempo frente a la pantalla:

  • Cada 20 minutos
  • Tome un descanso de 20 segundos
  • Mire al menos a 20 pies de distancia

En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (sigla en inglés, FDA) aprobó las lentes de contacto de doble foco para retrasar la progresión de la enfermedad en niños de entre 8 y 12 años. Algunos planes de seguro no cubren estas lentes especiales, pero un compromiso de $100,000 de los filántropos de Portland Mike y Tracey Clark permite que el Programa de Manejo de la Miopía de OHSU brinde lentes de contacto y atención relacionada de forma gratuita a pacientes de bajos ingresos.

Los oftalmólogos pediátricos han recomendado durante mucho tiempo el uso de gotas oftálmicas de baja concentración de atropina a la hora de acostarse. OHSU participa en investigaciones en curso para determinar la concentración exacta que mejor controla la miopía, al tiempo que minimiza los efectos secundarios temporales, como la sensibilidad a la luz y la visión borrosa.

Manejo temprano de la miopía

Los hijos de adultos con miopía tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.

Amanda Dieu, O.D., FAAO, FSLS
Amanda Dieu, O.D., FAAO, FSLS (OHSU)

"Hace una década, los métodos de manejo de la miopía eran limitados y no se usaban tan ampliamente, pero los avances en la investigación y la tecnología han hecho que hoy en día haya muchas más opciones de tratamiento disponibles", dijo la Dra. Amanda Dieu, FAAO, FSLS, profesora asistente de oftalmología en la School of Medicine de OHSU y optometrista en el OHSU Casey Eye Institute. "Desafortunadamente, la mayoría de los pacientes adultos que veo no son conscientes de que las lentes de contacto especiales y las gotas para los ojos pueden retrasar la progresión de la miopía y el crecimiento de los ojos. Espero que los oftalmólogos y los pediatras puedan cambiar eso".

El Programa de Manejo de la Miopía del OHSU Casey Eye Institute ayuda a Owen Ni, de 13 años, de Lake Oswego, a controlar su miopía. Ser capaz de ver con claridad le permite a Owen disfrutar tanto de la escuela como de los campamentos de verano, incluido el programa juvenil que le permitió quedarse en el dormitorio residencial de una universidad. (Cortesía de Jun He)
El Programa de Manejo de la Miopía del OHSU Casey Eye Institute ayuda a Owen Ni, de 13 años, de Lake Oswego, a controlar su miopía. Ser capaz de ver con claridad le permite a Owen disfrutar tanto de la escuela como de los campamentos de verano, incluido el programa juvenil que le permitió quedarse en el dormitorio residencial de una universidad. (Cortesía de Jun He)

Jun He, de Lake Osweg es uno de esos padres. Su propia madre tenía problemas de la vista, pero He no experimentó una disminución significativa en su propia vista hasta unos meses antes de que naciera su hijo Owen Ni, que ahora tiene 13 años. Sabiendo que la miopía puede ser hereditaria, estuvo atenta a los cambios en la vista de su hijo.

"Owen se volvió miope cuando tenía alrededor de 8 años, e inmediatamente lo llevé al oftalmólogo", dijo.

El equipo del OHSU Casey Eye Institute recomendó inicialmente que Owen usara anteojos durante el día y gotas para los ojos por la noche. Más tarde, Owen cambió los anteojos por lentes de contacto multifocales. Actualmente en séptimo grado, Owen puede jugar al fútbol gracias a su vista bien controlada.

"Él conoce mi historia y entiende lo importante que es usar sus lentes de contacto y sus gotas para los ojos", agregó He. "Poder ver con claridad ayuda a Owen a sentirse más seguro en la escuela y a disfrutar de los campamentos durante el verano".

La miopía también puede afectar el éxito académico. Los niños que tienen miopía sin corregir pueden retrasarse en la escuela porque no pueden ver claramente las cosas en el frente del aula.

"Para ayudar a los niños a recibir un tratamiento oportuno para la miopía, recomiendo que los padres les programen a sus hijos un examen de miopía con un oftalmólogo u optometrista", dijo Dieu. "Los exámenes oculares de rutina son particularmente importantes cuando otros miembros de la familia tienen miopía, o cuando los padres notan que sus hijos trabajan en sus tareas acercándolas mucho a la cara".

Previous Story La investigación arroja luz sobre una nueva estrategia para tratar la infertilidad Next Story Match Day de OHSU 2024: un momento decisivo para la carrera de los futuros médicos
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services