twitter Tweet

Anticuerpos monoclonales inhalables como protección contra el COVID-19

El hallazgo podría revolucionar el tratamiento de gérmenes patógenos respiratorios con una opción terapéutica en aerosol de rápida acción, que se puede aplicar en casa
Una nueva investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón encontró que los anticuerpos monoclonales inhalados contra el SARS-CoV-2 redujeron significativamente la enfermedad COVID-19 en primates no humanos. La inhalación podría realizarse a través de un nebulizador, como se muestra. (Getty Images)
Una nueva investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón encontró que los anticuerpos monoclonales inhalados contra el SARS-CoV-2 redujeron significativamente la enfermedad COVID-19 en primates no humanos. La inhalación podría realizarse a través de un nebulizador, como se muestra. (Getty Images)

Hay otra opción de tratamiento en casa para la influenza y otras enfermedades respiratorias que está más cerca de convertirse en realidad, gracias a un nuevo estudio en el que se descubrió que los anticuerpos monoclonales inhalables contra el SARS-CoV-2 reducían de manera sustancial los casos de COVID-19 en primates no humanos.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, muestra que la cantidad de SARS-CoV-2 infeccioso en los pulmones de macacos rhesus que inhalaron anticuerpos en aerosol fue hasta 10,000 veces más baja que la de los animales de control que recibieron anticuerpos de control.

Nancy L. Haigwood, Ph.D. (OHSU)
Nancy L. Haigwood, Ph.D. (OHSU)

“El efecto de los anticuerpos inhalados en nuestro estudio fue sorprendente”, dijo la autora sénior de la investigación, Nancy Haigwood, Ph.D., profesora en el Oregon National Primate Research Center de Oregon Health & Science University. “Los anticuerpos monoclonales aerosolizados que evaluamos fueron notablemente eficaces para proteger del daño a los pulmones. Esto me da la esperanza de que un día quizás podamos comprar un nebulizados de anticuerpos monoclonales en la farmacia para tratar e incluso prevenir enfermedades respiratorias como la gripe”.

Los anticuerpos monoclonales pueden ayudar a eliminar los patógenos invasores como virus antes de que el organismo desarrolle su respuesta inmunitaria natural del organismo, incluidos los anticuerpos. Durante buena parte de la pandemia global, los anticuerpos monoclonales fueron una opción de tratamiento importante para las personas con COVID-19. Pero este tratamiento solo estaba disponible a través de la infusión intravenosa, que se debe administrar en un hospital o clínica.

Los tratamientos de infusión primero tienen que viajar por el torrente sanguíneo para llegar al lugar específico donde se aloja la infección, principalmente los pulmones en el caso del COVID-19. Esa demora implica que el tratamiento no comienza a combatir el virus de inmediato, y la infección puede empeorar. Los tratamientos inhalables pueden llegar a los pulmones en segundos para actuar más rápido.

Existen estudios anteriores en ratones que demostraron que los anticuerpos monoclonales en aerosol pueden proteger contra el SARS-CoV-2, pero esta es la primera vez que se prueba la terapia con virus vivo en primates no humanos.

Para este estudio, el equipo multidisciplinario de investigadores trabajó junto a diversos grupos para identificar y obtener anticuerpos monoclonales humanos dirigidos a diferentes partes de la proteína Spike de la variante delta del SARS-CoV-2, que era la cepa del COVID-19 con mayor prevalencia en ese momento. Trabajaron junto a Aridis Pharmaceuticals y Zalgen Labs para producir los anticuerpos monoclonales. Para administrar esos anticuerpos, usaron un nebulizador, que mezcla el medicamento líquido con aire para formar una bruma fina, del fabricante de dispositivos médicos, PARI, diseñado para crear pequeñas gotitas que puedan llegar a la parte más baja de los pulmones.

El equipo de investigación descubrió que la cantidad de ARN de SARS-CoV-2 en los pulmones y en los hisopados nasales se redujo rápidamente 1,000 veces en primates no humanos que recibieron anticuerpos monoclonales contra el SARS-CoV-2 en aerosol, ya fuera antes de estar expuestos a la cepa delta del virus o tanto antes como después de la exposición. La cantidad de virus infeccioso resultó notablemente más baja que en los animales de control que recibieron un anticuerpo monoclonal en aerosol creado para el virus respiratorio sincitial, o VRS. Sin embargo, cuando los animales recibían la terapia en aerosol solo después de haber estado expuestos, el beneficio fue menos evidente.

Liderados por el autor principal, Daniel Streblow, Ph.D., profesor del Vaccine & Gene Therapy Institute de OHSU y el coautor sénior, Dr. Donald Forthal, de la Universidad de California en Irvine, los colaboradores del estudio tienen el objetivo de determinar si pueden mejorar más la administración de anticuerpos monoclonales en aerosol a primates no humanos.

Este estudio contó con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud (subvenciones P51 OD011092, P51 OD011092-S3, R01 AI161175, U19 AI142790-S1), la VA Merit Award (I01BX005469), COVID-19 Therapeutics Accelerator (INV-006133), la Bill and Melinda Gates Foundation (OPP1210938), la GHR Foundation y la OHSU Foundation (25320).

Este estudio fue apoyado por la Dirección de los Institutos Nacionales de Salud con las subvenciones números P51OD011092, P51OD011092-S3, el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud con las subvenciones números R01 AI161175, U19 AI142790-S1, la VA Merit Award (I01BX005469), COVID-19 Therapeutics Accelerator (INV-006133), la Bill and Melinda Gates Foundation (OPP1210938), la GHR Foundation y OHSU Foundation (25320).

El contenido es exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente representa la visión oficial de los Institutos Nacionales de Salud.

Todas las investigaciones que involucren animales en OHSU deben ser revisadas y aprobadas por el Institutional Animal Care and Use Committee (IACUC) y el Institutional Biosafety Committee (IBC) de la universidad. La prioridad del IACUC es garantizar la salud y la seguridad de los animales que participan en la investigación. El IACUC también revisa los procedimientos para garantizar la salud y seguridad de las personas que trabajan con los animales, y el IBC garantiza que se aprueben los procedimientos e instalaciones correspondientes antes de trabajar con enfermedades infecciosas. No se puede realizar ningún trabajo con animales vivos en OHSU sin la aprobación del IACUC y el IBC.

REFERENCIA: Daniel N. Streblow, Alec J. Hirsch, Jeffrey J. Stanton, Anne D. Lewis, Lois Colgin, Ann J. Hessell, Craig N. Kreklywich, Jessica L. Smith, William F. Sutton, David Chauvin, Jennifer, Benjamin N. Bimber, Cierra N. LeBlanc, Sonia N. Acharya, Brian J. O’Roak, Harjinder Sardar, Mohammad M. Sajadi, Zahra R. Tehrani, Mark R. Walter, Luis Martinez-Sobrido, James J. Kobie, Rachel J. Reader, Katherine J. Olstad, Theodore R. Hobbs, Erica Ollmann Saphire, Sharon L. Schendel, Robert H. Carnahan, Jonas Knoch, Luis M. Branco, James E. Crowe, Jr., Koen K.A. Van Rompay, Phillip Lovalenti, Vu Truong, Donald N. Forthal, Nancy L. Haigwood, Aerosol delivery of SARS-CoV-2 human monoclonal antibodies in macaques limits viral replication and lung pathology, Nature Communications, Nov. 3, 2023, https://rdcu.be/dqcvH

Previous Story OHSU incorpora nuevas herramientas a la lucha contra el cáncer de pulmón Next Story Casi la mitad de las personas que consumen drogas en áreas rurales estuvo recientemente en la cárcel
Facebook Twitter LinkedIn YouTube Instagram OHSU Braille services OHSU sign language services OHSU interpreter services