twitter Tweet

Un equipo lleva adelante la primera cirugía de la columna vertebral en una paciente despierta en OHSU

El enfoque es menos invasivo, propicia una recuperación más rápida; la paciente dice que fue una gran experiencia
El Dr. Josiah Orina, profesor asociado de neurocirugía en la OHSU School of Medicine, a la izquierda, junto al Dr. Kevin Blaine, profesor asociado de anestesiología de OHSU School of Medicine, fuera del hospital de OHSU. Ambos trabajaron juntos para ser los primeros en OHSU en realizar una cirugía de columna en una paciente despierta. (OHSU/Christine Torres Hicks)
El Dr. Josiah Orina, profesor asociado de neurocirugía en la OHSU School of Medicine, a la izquierda, junto al Dr. Kevin Blaine, profesor asociado de anestesiología de OHSU School of Medicine, fuera del hospital de OHSU. Ambos trabajaron juntos para ser los primeros en OHSU en realizar una cirugía de columna en una paciente despierta. (OHSU/Christine Torres Hicks)

Oregon Health & Science University alcanzó un nuevo hito en cirugía mínimamente invasiva al completar exitosamente su primera cirugía de la columna sin anestesia general.

A pocas personas les entusiasma la idea de tener que someterse a una cirugía de la columna, y mucho menos estando despiertas. Sin embargo, la primera paciente que se sometió al procedimiento estando despierta dice que lo recomienda.

“Fue una gran experiencia”, dijo la paciente Jasmín Felton.

Felton pasó dos horas en una cirugía ambulatoria el 30 de noviembre, y ahora se está recuperando en su casa del área de Portland mientras cuida a sus gemelos de 9 años.

Felton se sometió a una microdiscectomía o extracción quirúrgica, mínimamente invasiva, de una hernia de disco que le afectaba un nervio en la zona baja de la espalda. En lugar de anestesia general, el equipo quirúrgico usó anestesia local en la columna.

El procedimiento consistió en una incisión de aproximadamente una pulgada y media; los cirujanos utilizaron un microscopio quirúrgico para guiar el procedimiento con precisión. Aunque es un tipo de cirugía relativamente común, el caso de Felton fue el primero en OHSU con una paciente despierta y en condiciones de comunicarse.

Josiah Orina, M.D. (OHSU)
Josiah Orina, M.D. (OHSU)

“Salió perfecto”, dijo el cirujano, Dr. Josiah Orina, profesor asociado de neurocirugía en la OHSU School of Medicine.

El Dr. Kevin Blaine, F.A.S.A, profesor asistente de anestesiología en la OHSU School of Medicine, trabajó junto a Orina en el plan de anestesia, que espera se utilice en futuros procedimientos de columna con pacientes despiertos en los próximos meses y años. Blaine dijo que la metodología solo es posible porque gracias a los avances en cirugía ya no es necesario usar medicamentos tan potentes para anestesiar.

Kevin Blaine M.D., M.P.H. (OHSU)
Kevin Blaine M.D., M.P.H. (OHSU)

Lo que hace la anestesia general en concreto es llevar a los pacientes a un coma inducido, un proceso que lleva mucho más tiempo y supone insertar un tubo para que respiren, usar medicamentos más complejos y esto a la vez puede crear complicaciones.

“Probablemente, la anestesia general sea más de lo que uno necesita para una incisión tan pequeña que se puede cubrir con un apósito”, dijo Blaine. “Estas técnicas quirúrgicas modernas han avanzado realmente mucho”.

Orina concuerda.

“Todo cambió mucho en los últimos 20 años”, dice Orina. “Mejoró la tecnología y podemos lograr los mismos objetivos quirúrgicos con incisiones más pequeñas. En el pasado, una cirugía de este tipo requería incisiones más grandes, más disección muscular y más tiempo de anestesia. Todo eso cambió para mejor”.

El primer procedimiento

Felton era la candidata perfecta para el primer procedimiento de este tipo. Como mujer activa de 44 años, el dolor en su nervio ciático había empeorado al punto de dificultarle estar de pie o caminar. Entendió los beneficios de estar despierta durante el procedimiento cuando Blaine y Orina se los explicaron: no iba a necesitar un tubo para respirar, la recuperación iba a ser más rápida y también iba a tomar menos medicamentos para el dolor después de la cirugía.

Obtenga más información acerca de los procedimientos neurológicos innovadores de OHSU en este kit para los medios.

Durante el procedimiento, en el quirófano sonaba la música clásica suave que eligió Felton.

Acostada boca abajo, Felton indicó que necesitaba cambiar un poco su posición porque su hombro había quedado en una postura incómoda. Es el tipo de ajuste sencillo que no es posible para los pacientes con anestesia general, que a veces salen de una cirugía larga con dolores musculares y articulares, dijo Blaine.

Felton dice que se está recuperando totalmente en casa y espera poder reanudar pronto su rutina normal de ejercicios de yoga, estiramiento y trotar.

Reconoce el trabajo del personal del hospital por convertir su cirugía de la columna en una experiencia positiva.

“En realidad fue su energía”, dijo. “El Dr. Blaine es una persona con una actitud muy positiva, comunicativo, y se aseguró de que yo entendiera todo el proceso mucho antes de hacerlo. El Dr. Orina llegó y dio los buenos días cuando me estaban registrando, y todo el equipo estaba de buen humor, y fue positivo y amable.

“Sentí que estaba en muy buenas manos”.

Previous Story OHSU logra atraer casi $600 millones en fondos para investigación, una cifra récord Next Story La cobertura integrada de salud física y conductual de Medicaid no mejora el acceso ni la atención